Receta de Pollo al Ajillo de la Abuela: ¡Sabor tradicional que nunca falla!

Receta de la Abuela: Delicioso Pollo al Ajillo Casero

En el universo culinario, pocas cosas se comparan en sabor y tradición a la receta de pollo al ajillo de la abuela. Esa combinación perfecta de aromas y sabores que nos transporta a la memoria de aquellos almuerzos familiares que perduran en el tiempo. ¿Te gustaría aprender cómo preparar este exquisito plato que ha sido un legado de generación en generación? ¡Sigue leyendo para descubrir todos los secretos!

# Ingredientes para la Receta de Pollo al Ajillo de la Abuela:

  • 1 pollo entero cortado en piezas
  • 8 dientes de ajo
  • 1 vaso de vino blanco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Perejil fresco
  • Sal y pimienta al gusto

# Paso a paso para Preparar el Pollo al Ajillo:

1. Preparación inicial: En una cazuela grande, calienta un buen chorro de aceite de oliva y añade los dientes de ajo enteros.
2. Dorar el pollo: Agrega las piezas de pollo previamente sazonadas con sal y pimienta. Deja que se doren por ambos lados.
3. Añadir el vino blanco: Una vez dorado el pollo, vierte el vino blanco sobre las piezas y deja que reduzca a fuego medio.
4. Cocción lenta: Cocina a fuego lento hasta que el pollo esté tierno y jugoso.
5. Toque final: Espolvorea perejil fresco picado por encima antes de servir.

# Información Nutricional y Tiempo de Preparación:

    • Precio por persona: El coste aproximado por persona para esta deliciosa receta es de X euros.
    • Kcal por cada 100 gramos: Alrededor de Y calorías por cada 100 gramos de pollo al ajillo.
    • Tiempo de preparación: Se estima un tiempo aproximado de Z minutos para tener listo este suculento plato.
Tal vez te interese leer   Rollo de Salmón con Pan de Molde: entrante fácil

Ahora que conoces todos los detalles para preparar esta exquisita receta de pollo al ajillo de la abuela, ¿te animas a deleitar tu paladar y el de tus seres queridos con este manjar casero? Recuerda que la tradición culinaria familiar siempre guarda secretos maravillosos que nos conectan con nuestras raíces. ¡Buen provecho!

Deja un comentario