langostino-al-ajillo

Langostino al Ajillo paso a paso

El langostino al ajillo es una fácil y sencilla que te permite disfrutar de un plato sabroso en pocos minutos. El langostino al ajillo es una tapa ideal de hacer cuando nos apetece comer un aperitivo o un entrante a base de marisco y tenemos poco tiempo para cocinar.

Además lo bueno de esta receta es que puedes hacerla con langostino fresco o congelado y que puedes utilizar también gambas, gambones, camarones o cigalas.

¿Cómo hacer Langostino al Ajillo?

Antes de comenzar con la receta, queremos darte unos consejos. Como hemos comentado antes, puedes hacer esta receta con marisco fresco o congelado.

Si los langostinos están congelados, te aconsejamos dejarlos en la nevera el día anterior, para que se descongelen poco a poco. Además para evitar que el agua que se vaya formando escurra en tu nevera, te recomendamos de poner tus langostinos en un colador con un bol debajo.

Si los langostinos están frescos, podemos pedir que nos los limpien en la pescadería, si no tendremos que limpiarlos en casa. Para ello, tendremos que quitar la cabeza y la cola, ponerlos en un escurridor y lavarlos con agua fría para quitar todas las impurezas.

Ingredientes para cocinar langostino al ajillo

Tiempo de preparación 10 min
Plato Segundo Plato
Raciones 4 personas

Ingredientes
  

  • 1 kg de langostino (gambas, gambones, camarones o cigalas)
  • 6 dientes de ajo
  • Aceite virgen extra
  • 1 manojo de perejil fresco
  • Unas cayenas o chile de árbol sin pepitas
  • Sal al gusto

Preparación del langostino al ajillo

  1. Empezamos pelando y cortando los dientes de ajo en rodaja y picando el perejil fresco muy fino.
  2. Después de haber limpiado y pelado nuestros langostinos, cogemos una cazuela de barro (si no la tienes en casa, puedes utilizar una sartén amplia), la ponemos a calentar con fuego alto y les echamos un chorro de aceite. Cuando el aceite está caliente, para saborearlo, le echamos el ajo que hemos cortado antes con unas cayenas y dejamos que se cocinen a fuego medio.
  3. Cuando las rodaja de ajo estén doradas, podemos retirarlas, juntos con las cayenas, y echar los langostinos. Subimos otra vez la temperatura y añadimos sal al gusto.
  4. Cuando veamos que nuestros langostinos estén casi listo, podemos echar en la cazuela el ajo, el perejil y las cayenas otra vez. De esta forma nuestros langostinos cogerán aún más sabor. Deja cocinar todo no más de 1 minuto.
  5. Retira los langostinos del fuego y emplatamos.
  6. ¡Tu aperitivo de marisco está listo para comer! ¡Disfruta!

Consejos de la abuela

Te aconsejamos acompañar este rico plato de marisco con pan tostado, y por cierto una buena copa de vino tinto!

Mira otras Recetas de la abuela fáciles y sabrosas.

0/5 (0 Reviews)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Recipe Rating