Las 2 Mejores Recetas de Mollejas de pollo

¡Hola cocineros! Hoy os explicaré cómo preparar las dos mejores recetas de mollejas de pollo paso a paso.

Las mollejas de pollo son un tesoro culinario que puede sorprender a cualquier amante de la gastronomía. Estas delicadas piezas de carne, ubicadas en la parte interna del pollo, ofrecen una textura suave y un sabor único.

Hoy en Receta de la abuela, te hablaré de las dos mejores recetas para preparar mollejas de pollo: mollejas de pollo en salsa y mollejas de pollo fritas. Acompáñanos en este viaje culinario y descubre cómo convertir estas pequeñas joyas en platos deliciosos y memorables.

Ingredientes para hacer la recetas de mollejas de pollo en salsa:

recetas de mollejas de pollo

Mollejas de pollo

Las 2 Mejores Recetas de Mollejas de polloFlora Garofalo
Tiempo de preparación 30 minutos
Tiempo de cocción 1 hora
Tiempo total 1 hora 30 minutos
Plato Segundo Plato
Cocina cocina española
Raciones 4 personas

Ingredientes
  

  • 500 gr de mollejas de pollo limpias y cortadas en trozos
  • 1 cebolla mediana, picada finamente
  • 2 dientes de ajo, picados
  • 1 zanahoria, cortada en cubitos
  • 1 pimiento rojo, cortado en tiras
  • 200 ml de caldo de pollo
  • 200 ml de vino blanco
  • 2 cucharadas de harina
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto

Cómo hacer la de mollejas de pollo en salsa:

Las recetas de mollejas de pollo en salsa son una deliciosa opción que destaca por su sabor sofisticado y su textura tierna. Vamos a ver cómo preparar esta receta de mollejas de pollo paso a paso:

mollejas de pollo en salsa

  1. Vamos a empezar la primera de las dos recetas de mollejas de pollo. En una sartén grande, calienta un poco de aceite de oliva a fuego medio-alto. Asegúrate de que el fondo de la sartén esté bien cubierto con aceite para evitar que las mollejas se peguen.
  2. Agrega las mollejas de pollo limpias y cortadas en trozos a la sartén. Cocínalas hasta que estén doradas por todos los lados, lo cual les dará un sabor delicioso y una textura crujiente. Este proceso de dorado ayudará a sellar los jugos dentro de las mollejas y a resaltar su sabor único.
  3. Una vez que las mollejas estén doradas, retíralas de la sartén y colócalas en un plato aparte. Esto permitirá que las mollejas descansen y conserven su jugosidad mientras preparas la salsa.
  4. En la misma sartén, agrega un poco más de aceite si es necesario, y añade la cebolla picada finamente, los dientes de ajo picados, la zanahoria cortada en cubitos y el pimiento rojo cortado en tiras. Cocina las verduras hasta que estén tiernas y fragantes, aproximadamente de 5 a 7 minutos. Este paso permitirá que las verduras se suavicen y liberen sus sabores naturales, aportando un rico fondo de sabor a la salsa.
  5. Añade la harina a la sartén y mézclala bien con las verduras. Esto ayudará a espesar la salsa y a darle una consistencia suave y aterciopelada.
  6. Incorpora el caldo de pollo y el vino blanco a la sartén, y remueve constantemente para evitar la formación de grumos. La combinación del caldo de pollo, con su sabor reconfortante, y el vino blanco, con su toque de acidez y aroma, creará una base de salsa rica y sabrosa.
  7. Vuelve a colocar las mollejas de pollo en la sartén, asegurándote de sumergirlas parcialmente en la salsa. Esto permitirá que las mollejas absorban los sabores de la salsa mientras se cocinan a fuego lento. Cocina las mollejas en salsa durante aproximadamente 30-40 minutos, o hasta que estén tiernas y jugosas. Durante este tiempo, la salsa se reducirá y espesará, intensificando los sabores y aromas.
  8. Ajusta el sazón de la salsa con sal y pimienta al gusto. Prueba la salsa y, si es necesario, agrega un poco más de sal para realzar los sabores. Ten en cuenta que las mollejas de pollo tienen un sabor delicado, por lo que es importante no excederse con la sal para no opacar su sabor natural.
  9. Una vez que las mollejas de pollo en salsa estén listas, sírvelas caliente acompañadas de arroz blanco o patatas asadas. Estos acompañamientos proporcionarán un contraste de texturas y sabores que complementarán perfectamente las mollejas en salsa.
  10. Ya hemos terminado una de las recetas de mollejas de pollo. ¡Disfruta!
Tal vez te interese leer   Mollejas de cerdo

Disfruta de estas exquisitas mollejas de pollo en salsa, que destacan por su ternura y sabor. Esta receta tradicional es perfecta para ocasiones especiales o para deleitar a tus seres queridos con una experiencia culinaria única y sabrosa. ¡Buen provecho!

Ingredientes para hacer las recetas de mollejas de pollo fritas:

recetas de mollejas de pollo

Mollejas de pollo fritas

Las 2 Mejores Recetas de Mollejas de polloFlora Garofalo
Plato Segundo Plato
Cocina cocina española
Raciones 4 personas

Ingredientes
  

  • 500 gr de mollejas de pollo limpias
  • 2 huevos
  • 1 taza de harina de trigo
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • Aceite vegetal para freír
  • Sal y pimienta al gusto

Cómo hacer la mollejas de pollo fritas paso a paso:

Si prefieres una versión más crujiente y sabrosa, las mollejas de pollo fritas son una elección perfecta. Así que vamos a ver la segunda receta de mollejas de pollo más sabrosa de siempre.

Aquí tienes los pasos para hacer la receta de mollejas de pollo fritas:

mollejas de pollo fritas

  1. Comienza por lavar bien las mollejas de pollo en agua fría para eliminar cualquier residuo. Asegúrate de quitar cualquier exceso de grasa o tejido conectivo que puedan tener. Luego, sécalas cuidadosamente con papel absorbente para garantizar que estén libres de humedad antes de continuar con el proceso de fritura.
  2. En un recipiente hondo, bate los huevos hasta que estén bien mezclados. Agrega sal y pimienta al gusto para sazonar los huevos batidos. Puedes ajustar las cantidades de sal y pimienta según tus preferencias personales.
  3. En otro recipiente aparte, combina la harina de trigo con el pimentón dulce y una pizca de sal. Mezcla bien estos ingredientes secos para asegurarte de que estén completamente integrados. El pimentón dulce añadirá un toque de sabor ahumado y color a las mollejas de pollo fritas.
  4. A continuación, calienta suficiente aceite vegetal en una sartén profunda o una freidora a fuego medio-alto. Asegúrate de que el aceite esté lo suficientemente caliente para freír las mollejas de pollo de manera adecuada y uniforme. Un indicador visual de que el aceite está listo es cuando comienza a formarse pequeñas burbujas alrededor de un palillo de madera sumergido en el aceite.
  5. Ahora, toma cada molleja de pollo y sumérgela en el huevo batido, asegurándote de cubrirla completamente. Luego, pásala por la mezcla de harina, asegurándote de que esté bien recubierta por todos los lados. Este proceso de doble rebozado asegurará una cobertura crujiente y sabrosa al freír las mollejas.
  6. Con el aceite caliente, coloca cuidadosamente las mollejas de pollo en la sartén o freidora. Asegúrate de no sobrecargar el recipiente para evitar que las mollejas se peguen entre sí y para permitir una cocción uniforme. Fríelas hasta que estén doradas y crujientes por fuera, lo cual tomará aproximadamente de 4 a 6 minutos por cada lado. Voltea las mollejas a mitad de la cocción para asegurarte de que estén cocidas de manera uniforme por todos los lados.
  7. Una vez que las mollejas de pollo estén doradas y crujientes, retíralas del aceite caliente y colócalas sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa. Esto ayudará a que las mollejas mantengan su textura crujiente mientras se deshacen del exceso de aceite.
  8. Y vamos terminado la segunda receta de las dos recetas de mollejas de pollo que te he presentado hoy.
  9. Por último, sirve las mollejas de pollo fritas caliente, ya sea como un delicioso aperitivo o como parte de un plato principal. Puedes acompañarlas con una salsa de tu elección, como salsa tártara, salsa de barbacoa o salsa de aioli, para agregar un toque extra de sabor y complementar su crujiente textura.
Tal vez te interese leer   Top 3 recetas de patas de pollo - patas de pollo recetas

Disfruta de estas mollejas de pollo fritas caseras, que son perfectas para compartir en cualquier ocasión y deleitar a tus comensales con su irresistible sabor y textura crujiente. ¡Buen provecho!

Espero que estas dos recetas de mollejas de pollo de hayan gustado! Dime en los comentarios cuales de esta receta de gusta ma2s. Además si te gustan las mollejas tienes que probar las mollejas de cerdo de Receta de la abuela.

Flora Garofalo
Flora Garofalo
Artículos: 274

Deja un comentario