Cabrillas en salsa

Las cabrillas en salsa es una receta típica de Andalucía. Por norma general, si no se compran, los caracoles se recogen durante las primeras lluvias de otoño. No son muchos los amantes de este plato, pero aún así debemos dar crédito a la cocina tradicional y al gran sabor de este plato.

Este plato se debe aromatizar con hinojo silvestre o menta fresca picada o si prefieres perejil fresco, yo opté por este último y debo decir que el sabor es realmente fuerte y sabroso.

Los caracoles tienen las mismas proteínas que el pescado y por eso están más que bien servidos como segundo plato. La carne del caracol es magra, tierna, baja en calorías y de fácil digestión si se cocina con poca grasa como un buen plato de caracoles servido en guisos y aliñado con aceite y orégano o cocinado en vino tinto. 

Cuando se cocinan los caracoles, lo importante es limpiarlos bien. En esta receta te explicaremos como purgar los caracoles, como limpiarlos y como cocinarlos.

Hoy en Receta de la abuela, vamos a preparar las cabrillas en salsa paso a paso.

Ingredientes para hacer cabrillas en salsa

cabrillas en salsa

Cabrillas en salsa

Cabrillas en salsaFlora Garofalo
Tiempo de preparación 3 horas
Tiempo de cocción 1 hora 30 minutos
Tiempo total 4 horas 30 minutos
Plato Segundo Plato
Cocina Española
Raciones 4 personas

Ingredientes
  

Para limpiar las cabrillas

  • agua
  • vinagre
  • sal
Tal vez te interese leer   Receta de Gyozas de Pollo: Delicias Asiáticas Caseras Paso a Paso

Para la elaboración

  • 1 kg de cabrillas
  • 2 dientes de ajo
  • 500 gr de tomate triturado
  • 1 cayena
  • 1 cebolla pequeña
  • sal
  • perejil
  • 8 anchoas saladas en lata (opcional)
  • comino
  • pimienta negra
  • hierba buena (opcional)
  • aceite de oliva virgen extra
Keyword cabrillas en salsa

ingredientes para hacer cabrillas en salsa

Cómo hacer cabrillas en salsa estilo andaluz

Antes que cocinar las cabrillas en salsa, hay que limpiarlas bien. Veamos cómo hacerlo paso a paso.

Cómo purgar cabrillas

Este primer paso es muy importante. Purgar las cabrillas, significa que los caracoles vacíen sus intestinos eliminando cualquier sustancia que hayan podido ingerir y que sea nociva para nuestra salud. Tenemos dos maneras de purgar cabrillas.

  1. Podemos dejar las cabrillas en una malla de plástico y dejarlas colgadas durante par de día (4-5) en un sitio bien ventilado y a la sombra.
  2. También podemos poner las cabrillas en un colador, taparlo con un plato y dejar allí las cabrillas siempre durante un 4-5 días. Recuerda de poner debajo del colador otro plato o bien papel, pare recoger todos los desperdicios.

cómo purgar caracoles cómo purgar cabrillas

Cómo limpiar cabrillas

Una vez purgadas las cabrillas hay que limpiarlas. Para ello tenemos que poner las cabrillas en un bol grande con abundante agua tibia, sal y vinagre. Y hay que remover bien las cabrillas y cambiar el agua un 3-4 veces. Con este proceso eliminaremos eventuales restos de tierra, trozos de concha, moco y desperdicios.

cómo limpiar caracoles cómo lavar cabrillas

Cómo cocinar cabrillas en salsa

1.Empezamos preparando la salsa. En una sartén sofreímos los dos dientes de ajo cortados en trocitos y también la cebolla pequeña. Luego añadimos los 500 gramos de tomate triturado. Salpimentamos al gusto y añadimos también las hierbas aromáticas que queremos. En esta receta hemos utilizado: el perejil, la pimienta negra, el comino y una cayena. Cocinamos todo durante unos minutos.

Tal vez te interese leer   Almejas a la marinera Receta Gallega

como cocinar cabrillas en salsa

2. A la salsa de tomate añadimos las cabrillas y dejamos cocinar todo durante una hora y media mínimo a fuego medio. Durante la cocción os aconsejamos de ir añadiendo agua para evitar que las salsa sea demasiado densa.

cómo hacer cabrillas con salsa de tomate

3. Servimos las cabrillas en salsa con encima un poquito de hierba buena. También podéis acompañar con unas anchoas saladas en lata.

4. ¡Buen provecho!

cabrillas en salsa receta

Esperamos que esta receta típica del sur de España te haya gustado. Además esta la cabrilla es muy poco calórica, apenas 60 o 80 calorías por cada 100 gramos. También tienes que tener en cuenta que los caracoles es un alimento pesado para la digestión.

Esto es debido a la consistencia elástica de la carne de los caracoles, la cual no es fácil de disgregar en el estómago, tendiendo a permanecer más tiempo de lo necesario en el recorrido intestinal.

Si te gustan las recetas típicas de España, te aconsejamos de probar:

Flora Garofalo
Flora Garofalo
Artículos: 274

Deja un comentario